En mayo presume de tu jardín

En el mes de las flores el jardín necesita un empujón. Es tiempo de plantar y abonar. Este año hemos tenido días de frío hasta ya entrada la primavera, por lo que, con la llegada repentina del calor las plantas no han tenido tiempo de aclimatarse y pasan mucha sed si no las regamos lo suficiente.

Las jardineras de obra y la instalación de un sistema de goteo siempre son una buena idea para disfrutar de un jardín bonito, limpio y ordenado con el mínimo esfuerzo. Simplemente habría que vigilar las posibles plagas para erradicarlas y limpiar la tierra de hierbas, que suelen proliferar mucho en estas fechas y les roban nutrientes a nuestras plantas.

 

Cuidado con el color blanco en la terraza

Hacer de nuestra terraza un rincón donde relajarnos es sencillo, pero debemos tener claros algunos conceptos para conseguirlo.

El sombraje es lo más importante y lo primero que hay que resolver. De lo contrario, sólo podremos estar en la terraza por la noche. Además, si las ventanas que dan a la terraza reciben sol directo, contribuiremos a enfriar el interior de la vivienda y la haremos más confortable.

Los colores que elijamos para los elementos de jardín, como cerramientos, pérgolas o mobiliario es un punto fundamental.

¿Por qué el blanco no es recomendable?

El blanco es un color precioso y muy mediterráneo y, por eso, es muy habitual elegirlo, pero resulta ser el más reflectante. Es muy apropiado para pintar una casa o para un coche, ya que no absorbe la radiación solar sino que la refleja, evitando que se caliente el interior. Pero ese mismo efecto es muy molesto si nos situamos al lado de un objeto blanco, ya que recibimos los rayos de sol que ese objeto refleja. Si cerramos la terraza con una valla blanca, a determinadas horas del día, sólo podremos estar allí con gafas de sol.

Sin embargo, si elegimos un color marrón o verde (por ejemplo), la luz solar no se va a reflejar y conseguiremos una zona de estar más confortable y perfecta para relajarnos.

 

Disfruta de tu terraza

¡Ya está aquí la primavera!. Con las vacaciones de Semana Santa llega el momento de abrir la casa de la playa y empezar a hacer planes. Si tenemos alguna terraza, aunque sea pequeña, siempre se puede convertir en un rincón agradable y aprovecharla para disfrutar con la familia y los amigos.

Para ello os damos algunas alternativas y consejos:

Cerramiento apropiado

Si nuestra intención es relajarnos en el espacio exterior de nuestra casa, no querremos que los vecinos o los transeúntes nos observen, así que hay que transformarlo en un lugar privado.

Hay múltiples tipos de cerramientos: de obra, metálicos, de plástico, de madera, de aluminio o de pvc. Los muros y celosías de obra son la opción más cara, si bien, es una inversión que quedará totalmente integrada en la casa. Si está expuesta a la humedad porque está muy cerca del mar, las vallas metálicas no son una buena elección porque requieren mantenimiento. Si lo que queremos es una valla resistente y de la que no tengamos que preocuparnos, una opción que no falla es el pvc con carpintería de aluminio, con diversos modelos y colores.

Sombraje imprescindible

En esta zona del sureste el sol es implacable, y más en los meses en los que nos apetece disfrutar de las terrazas. En este punto, lo primero que hay que observar es la evolución del sol respecto a nuestra casa. Tener en cuenta dónde da el sol por la mañana y por la tarde, y en qué partes de la terraza aparece la sombra. Sabiendo eso, ya podemos tomar las decisiones relativas al tipo de estructura que más nos conviene. Hay pérgolas prefabricadas con estructura de madera o de hierro, las cuales hay que fijar muy bien, debido a los fuertes vientos que sufrimos habitualmente. También podemos instalar una estructura con techo de madera recubierto de tela asfáltica, que, si bien el gasto inicial que requiere es mayor, a medio plazo merece la pena, ya que es un elemento mucho más estable que las pérgolas prefabricadas, protege más del sol y de la lluvia, y apenas requiere mantenimiento, a diferencia de los toldos.

Jardín con encanto

jardin_pasillo

Cuando pensamos en una terraza, inmediatamente nos imaginamos un jardín. Una terraza sin plantas es algo incompleto. Para que el cuidado de nuestro jardín no se convierta en una obligación molesta, es muy recomendable instalar un sistema de goteo. Es de gran ayuda para mantener un jardín bonito y es muy sencillo de programar.

Otro aspecto importante son las jardineras. ¿De obra, de madera, de piedra, de cerámica o de plástico? Si tenemos terreno, lógicamente, lo ideal es plantar en el suelo, pero si eso no es posible y tenemos muy claro dónde queremos ubicar las plantas, una buena jardinera de obra es lo mejor porque, además de quedar integrada en la casa, es más higiénica (no hay rincones en los que se acumule suciedad) y las plantas tendrán mas tierra. Si se trata de una terraza sobre una vivienda, hay que tener mucho cuidado con la impermeabilización, porque corremos el riesgo de que aparezcan humedades en el piso inferior. Si queremos una solución rápida y no permanente, lo mejor son las jardineras cerámicas o de piedra, ya que estos materiales aíslan y protegen mejor las raíces que las de plástico.

Embellecen mucho un jardín los soportes y apoyos para que las plantas se enreden o tengan altura, como celosías, arcos y postes. Igualmente, los adornos como guirnaldas, luces solares, fuentes, figuras, etc., le darán un sello personal y único.

Y ya sólo queda combinar todos estos elementos para diseñar el jardín con el toque que uno desee: romántico, misterioso, minimalista y zen, exótico y tropical…

sistema de iluminación eficiente

Dependiendo del uso que le vayamos a dar a nuestra terraza, necesitaremos sólo luces de ambiente o también cenital, que alumbre desde arriba. Las luces de ambiente no se deben instalar a la altura de los ojos porque resultan muy molestas; deberían ser indirectas, con la iluminación hacia arriba o hacia abajo. Su objetivo es dar ambiente confortable. Por el contrario, si queremos iluminar una mesa, necesitaremos una luz alta y directa.

No te prives de tener un jardín bonito en tu terraza. Nosotros tenemos excelentes profesionales de lo que necesites, desde albañilería, electricidad y fontanería, hasta carpintería de alumnio y PVC. Sólo tienes que explicarnos tus ideas y nosotros te aconsejamos y nos encargamos de todo.