Se acerca el invierno…¿estás preparado?

Nos despedimos de noviembre y de las temperaturas cálidas que nos han acompañado hasta ahora. Se acerca el invierno y con él llegan las facturas de luz y gas más altas del año.

Seamos eficientes y recurramos a todos los medios a nuestro alcance para ahorrar energía en los meses más fríos y más oscuros. Empezando por un sistema de calefacción eficiente, como los radiadores, que dan un calor homogéneo y muy agradable y podemos aprovechar el calor residual que siguen emitiendo cuando los apagamos, lo que supone un importante ahorro.

Es importante tener en cuenta que el aire caliente pesa menos que el frío, por lo que es recomendable que el aparato de calefacción se instale en un punto bajo. Así se calentará enseguida toda la estancia. Por el contrario, si está cerca del techo, el aire caliente se quedará arriba y necesitaremos mucha más energía para poder calentar la habitación. En este sentido, el suelo radiante es un sistema de calefacción muy interesante.

Algo tan sencillo como revisar el aislamiento de la casa nos puede suponer un gran ahorro energético:

  • Comprobar el cierre de las ventanas, que no entre aire.
  • Bajar las persianas cuando se vaya el sol para evitar que se enfríen los cristales.
  • Echar las cortinas, si las tenemos, para un mayor aislamiento.
  • Poner alfombras en el suelo.

Si somos previsores estaremos preparados para lo que venga.