Motivos para tener un seguro del hogar

La compra de una casa es la mayor inversión que probablemente haremos en nuestra vida. Como casi siempre tendremos que recurrir a una hipoteca, el Banco nos va a exigir la contratación de un seguro del hogar. Es muy posible que el mismo Banco tenga su propio producto y nos ofrezcan reducciones de la cuota del préstamo si lo contratamos. Son tantos los documentos que hay que firmar y los trámites que hay que cumplir cuando compramos una vivienda, que llega un momento en que nos conformamos y aceptamos lo que nos ofrecen mientras ello nos facilite la conclusión de la operación.

Sin embargo, merece la pena que nos paremos en este momento a hacer números, porque, ¿realmente nos va a salir más ventajoso ese seguro y no otro? También deberíamos fijarnos en su cobertura, porque de qué nos sirve estar pagando todos los años un seguro que luego no nos va a responder cuando lo necesitemos. A veces el seguro más barato es el más caro.

Para los más afortunados que tengan una vivienda libre de hipoteca, no existe la obligación de contratar un seguro, pero sin duda, es muy conveniente, no sólo para proteger el inmueble en sí mismo, sino su contenido, que puede ser muy valioso.

Roturas y averías

Cualquier rotura en las tuberías, o avería en el sistema eléctrico, por ejemplo, puede producir unos daños tremendamente cuantiosos, cuyos costes de reparación difícilmente vamos a poder asumir en ese momento imprevisto, o si podemos, seguramente, nos van a zarandear la economía familiar tan bruscamente, que necesitaremos unos cuantos meses para recuperarnos y volver a la normalidad.

Robo y hurto

Asimismo, los robos, también pueden producir importantes daños materiales y perjuicios económicos graves, y si no tenemos un seguro que cubra esa contingencia, además del disgusto que nos hemos llevado por la invasión de nuestra intimidad y la pérdida, tendremos que reparar por nuestra cuenta los desperfectos.

Responsabilidad Civil

En los seguros del hogar también está el ámbito de la responsabilidad civil por daños a terceros producidos desde nuestro inmueble. Si no tenemos un seguro que cubra la reparación de esos daños, nos van a doler de verdad las facturas que tengamos que pagar.

Daños extraordinarios

En aquellos casos en que los daños, que pueden llegar a la destrucción y pérdida de la casa, se producen como consecuencia de terremotos, inundaciones, huracanes, etc., o terrorismo, rebelión, tumulto popular, las Fuerzas Armadas, el Consorcio de compensación Seguros responde en caso de que nuestra póliza no cubra esos siniestros, o cuando la Aseguradora no puede responder, pero es necesario tener contratado un seguro del hogar, de lo contrario perderemos nuestra casa sin que nadie nos indemnice por ello, símplemente, ya no tendremos nada.

¿Merece la pena o no?