Reparar las puertas de hierro

En un clima como el de Cartagena, donde se produce la paradoja de que nunca llueve pero hay un elevadísimo índice de humedad, las puertas de hierro sufren las consecuencias de ese exceso de agua ambiental. Los elementos de hierro en una terraza o en un jardín son preciosos, pero requieren cierto mantenimiento si no queremos que se deterioren hasta el punto de dar a nuestra casa un antiestético aspecto de abandono.

Para evitar llegar a esa situación, existen en el mercado unos esmaltes o pinturas antióxido que protegen el metal de la inclemencias de la intemperie.

Pero si ya es demasiado tarde y tenemos nuestras puertas o rejas totalmente oxidadas y desconchadas, como en la foto, habrá que realizar una reparación exhaustiva.

Lo primero que hay que hacer es lijar la zona dañada para que la superficie se quede totalmente lisa y homogénea.

A continuación le daremos una capa de protección antióxido, incidiendo especialmente en las zonas más afectadas.

Por último, le daremos una capa de pintura para metal.

Cuando la pintura se seque, quedará uniforme y el resultado será como si hubiésemos instalado puertas nuevas. Aunque este trabajo lo puede realizar uno mismo, para tener la garantía de un buen acabado, es recomendable ponerse en manos de profesionales.

 

Reformas integrales con garantía

En los últimos años apenas ha habido ventas de viviendas de nueva construcción. La inmensa mayoría de quienes estaban pensando en vender su antigua casa para adquirir una nueva, desistieron, y el mercado inmobiliario se ha movido, sobre todo, con viviendas de segunda mano. En consecuencia y en este marco, las obras de reforma se han convertido en un tema fundamental.

QUÉ NECESITAMOS

Si queremos reformar nuestra vivienda lo primero que deberíamos hacer es ver qué necesitamos renovar o cambiar, pensarlo bien, incluso hacer una lista ordenándolo, de más a menos importante, para que sea más fácil tomar decisiones una vez que nos den el presupuesto.

Es importante aquí revisar las instalaciones de la vivienda porque probablemente haya que renovarlas. Eso debería situarse en primer lugar de la lista, ya que si son antiguas e invertimos en distribución, en mejora de los materiales y mobiliario, nos exponemos a una rotura y a tener que deshacer y volver a hacer el trabajo que ya habíamos pagado.

BUSCAR UNA EMPRESA SERIA

Cuando hay que afrontar una reforma que implique a varios profesionales es muy conveniente buscar una empresa seria y solvente, con experiencia, que coordine a la perfección a todos esos profesionales, se encargue de todo y ofrezca garantía.

Esto va a suponer una gran tranquilidad y seguridad para los propietarios, y disminuirá, sin duda, el estrés que produce siempre cualquier obra en casa, por pequeña que sea.

Nuestra empresa tiene 25 años de experiencia en el sector coordinando a los profesionales de todas las ramas de la construcción, todos ellos muy cualificados, y ofrece un año de garantía en las reformas integrales. Porque nuestra casa es nuestro castillo, nuestro refugio, nuestro hogar…¡dejémosla en buenas manos! Pídenos presupuesto sin compromiso y infórmate de nuestra forma de trabajar.

Seguimos creciendo

El año 2015 ha sido muy positivo para nuestro Grupo. Seguimos creciendo en número de profesionales y clientes que quieren trabajar con nosotros, siendo cada vez más las aseguradoras que nos confían la asistencia a siniestros del hogar y de empresa, al conocer la calidad de nuestros servicios, en especial, el de atención al cliente, así como nuestros tiempos de respuesta.

Gracias a ello, hemos ampliado nuestro radio de acción (que se ceñía a la comarca de Cartagena y Mar Menor), a Murcia y a algunos puntos de Alicante, como Torrevieja.

 

Ahorrando luz en Navidad

Se acercan días de un elevado consumo energético, no sólo porque empieza el invierno y hay que calentar la vivienda, sino porque con la Navidad, entre las luces que instalamos para adornar la casa, y el considerable incremento en el uso de los electrodomésticos, nuestro contador se dispara. ¿Qué podemos hacer?

esforzarnos en ahorrar energía

Optimizando la temperatura de los radiadores. Si tenemos programador, revisarlo cada poco tiempo para que caliente cuando sea realmente necesario. Apagar los radiadores de las estancias que no se usen y mantener esas habitaciones cerradas y aisladas del resto de la vivienda. Si no hay radiadores, sería conveniente instalarlos, porque es el sistema de calefacción más confortable y eficiente.

Apagando las luces que no necesitamos, en especial las de los dispositivos que se quedan “dormidos” en consumo silencioso. Es muy frecuente dejarnos encendidas las luces de pasillos o de habitaciones donde no estamos, sobre todo, cuando hay niños. Es muy positivo que aprendan la costumbre de apagar la luz cuando salgan de una habitación.

Utilizando los electrodomésticos de forma eficiente. El lavavajillas, el horno, el extractor, la lavadora y la secadora son los electrodomésticos que más consumen. Si nos acostumbramos a utilizar programas de baja temperatura y ECO, a aprovechar la temperatura residual del horno, a no dejarnos el extractor encendido y a no utilizar la secadora cuando haya sol, conseguiremos ahorrar una importante cantidad de energía.

revisar la tarifa que tenemos contratada

En octubre empezaron a salir nuevas tarifas, y en las compañías eléctricas se ha generalizado la estrategia de ofrecer tarifas personalizadas a los clientes, que, según nuestras preferencias de consumo, pueden resultar muy ventajosas.

¡Intentemos que la resaca de enero sea lo más llevadera posible!

 

Las reformas para el frío que llega

Estos últimos días hemos estado sufriendo el anticipo del frío del invierno que está a la vuelta de la esquina. En el sureste lo vivimos con menor intensidad que en otras zonas de España, pero precisamente porque no estamos acostumbrados a él, solemos subestimarlo y no tenemos las casas preparadas para hacerle frente. Lo habitual es:

  • que utilizamos un sistema de calefacción poco eficiente y con un alto consumo de energía
  • que no tenemos un buen aislamiento térmico en puertas y ventanas, por lo que el calor del interior de la vivienda se pierde y el frío del exterior entra, haciendo aún más ineficaz nuestro intento por calentar la casa.

 

El calor más eficiente es el de los radiadores

Por dos motivos:

  1. Perdura más, ya que incluso apagados siguen emitiendo calor, por lo que bien utilizados, son un excelente ahorro. Además, la vivienda se calienta de una forma más uniforme y es mucho más agradable que las bombas de calor.
  2. Como el aire caliente pesa menos que el aire frío, aquel subirá. Con las bombas de calor instaladas en el techo el aire caliente se queda en la parte alta de la habitación y es necesario emitir mucho más calor para poder calentar la estancia. Los radiadores suelen estar en la parte baja de la habitación por lo que el aire que calientan sube, consiguiendo la temperatura deseada de manera uniforme, progresiva y eficaz. En este aspecto, el suelo radiante es una maravilla.

Hay diversos tipos de calefacción por radiadores, sólo hay que decidir cuál nos gusta más. 

Tener bien aislada la casa

Si esto no es así debemos ponerle solución, ya que la energía que empleemos en intentar calentarla la estamos desperdiciando, con el consiguiente incremento en nuestro gasto.

Mejorar el aislamiento es fácil y económico y, en principio, no requiere reforma. Sólo hay que instalar unos burletes en las ventanas y puertas que lo necesiten. Se pueden encontrar en cualquier ferretería y hay de diversos materiales (de espuma, caucho, pvc…), depende para qué tipo de ventana o puerta sean.

Aquí hay que prestar especial atención a esas estancias de la casa que son particularmente frías en invierno (sobre todo las orientadas a Norte). Estas habitaciones tal vez necesiten un aislamiento mayor y requieran engrosar las paredes con paneles de yeso o instalando un cristal doble. En todo esto nosotros podemos ayudarte.

Lo cierto es que cuando los dos puntos (sistema de calefacción ineficiente y mal aislamiento) coinciden, el gasto energético se dispara. Es muy conveniente optimizar la energía, y con ello, reduciremos el consumo, que se verá reflejado en las facturas de luz y gas, por no hablar del bienestar de la familia.

¿Qué debemos hacer ante una tormenta eléctrica?

La tormenta que ha habido esta noche en la zona de Cartagena ha sido espectacular. El agua caía a mantas y los truenos parecían explosiones. En fin, como en esta tierra del sureste apenas cae una llovizna al año, cuando nos encontramos con un fenómeno así, no sólo nos sobrecoge, sino que produce terribles destrozos en viviendas y negocios. Por eso, nos ha parecido muy interesante saber lo que es bueno o malo hacer en caso de que nos sorprenda una gran tormenta:

Hay que evitar

  • Estar junto a árboles y casas aisladas, así como cerca de postes o antenas.
  • Abrir las ventanas o puertas del coche o de la vivienda.
  • Estar cerca del agua, ya que ésta es muy buena conductora de la electricidad.

Es muy recomendable llevar por la calle un calzado aislante, con suela de goma, lo más gruesa posible.

Si nos sorprende una tormenta eléctrica en un sitio sin protección, lo mejor es sentarse con los brazos alrededor de las rodillas. No tumbarse ni permanecer de pie.

Son seguros los edificios con pararrayos o con una estructura metálica en paredes y tejado, así como los coches. Pero las ventanas y las puertas deben estar bien cerradas.

Es el principio de la Jaula de Faraday, siempre presente cuando hay una tormenta con aparato eléctrico: si un rayo alcanza una estructura metálica cerrada, el campo electromagnético que se genera en el exterior no puede pasar al interior de esa estructura. Por eso, los aviones, las viviendas modernas con estructura de acero y los coches (siempre que estén totalmente cerrados) pueden ser alcanzados por rayos sin que pase nada.

Ver avión alcanzado por un rayo en pleno vuelo

avión

Precauciones para cerrar la casa de la playa

Estamos casi en el ecuador del otoño y este mes toca cambio de hora. Eso implica que las tardes serán más cortas, oscurecerá enseguida y comienzan los meses más oscuros del año.

Ya no apetecerá tanto ir a la playa y sí hacer excursiones por el monte o turismo rural. Por eso, en estas fechas las casas de la playa se quedan en stand by, hibernando hasta la primavera.

Es durante este tiempo cuando se encuentran más desprotegidas y suelen producirse los siniestros cuyas consecuencias nos encontramos cuando volvemos a abrir la casa en marzo o abril. Así que es muy recomendable tomar algunas precauciones para evitar daños:

  • Cerrar la llave de paso del agua.
  • Desconectar los cuadros eléctricos, salvo que la casa tenga alarma, siendo muy conveniente en este caso, desenchufar todos los electrodomésticos, aunque estén apagados.
  • Si la cocina es de gas, asegurarse de que está cerrado.casa_lluvia
  • Si hay sótano, aconsejamos instalar una bomba de agua, y poner en alto los objetos de valor para evitar que se estropeen en caso de una inundación. De igual modo hay que actuar si la vivienda está al mismo nivel que la calle y esta se suele inundar cuando hay tormenta.
  • Si se trata de una planta baja o un primer piso, es muy conveniente colocar rejas en las ventanas.

Los siniestros más habituales en las casas de verano son:

  • rotura de tuberías,casa_incendio
  • Cortocircuito, producido por subidas de tensión por fluctuaciones en la red o tormentas,
  • Incendio por escapes de gas,
  • Inundación por tormentas,
  • Robo

Nosotros podemos ayudarte a instalar una bomba de agua, un limitador de sobretensión, colocar rejas, alarmas y cualquier otra medida de seguridad que requiera la intervención de un profesional cualificado. Si preparamos adecuadamente la casa para pasar el invierno, reduciremos los riesgos y estaremos mucho más tranquilos.

Responsabilidades de las comunidades de propietarios

Como dice el Código Civil, hay comunidad cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece proindiviso a varias personas. Es decir, que desde el mismo momento en que aparece una copropiedad, junto con otros dueños de inmuebles, de los elementos, pertenencias o servicios comunes, nace una comunidad de propietarios, con una serie de obligaciones y responsabilidades ineludibles.

Cada propietario está obligado a “contribuir, con arreglo a la cuota de participación, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización“. (art. 9, Ley de Propiedad Horizontal)

martillo_juez

 

1. RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL Y CONTRACTUAL.

Una obligación muy importante que recoge la Ley de Propiedad Horizontal es mantener un FONDO DE RESERVA para atender las obras de conservación y reparación y en su caso, de rehabilitación, que no puede ser inferior al 5% del último presupuesto ordinario. Con cargo a ese fondo, la comunidad puede contratar un seguro que cubra los daños en las cosas comunes, o suscribir un contrato de mantenimiento del inmueble y sus instalaciones generales.

Esto tiene mucha relevancia por las consecuencias que puede tener la falta de atención a la conservación y mantenimiento, ya que si por esa razón se produce algún daño o perjuicio a un tercero, o a algún propietario, la comunidad debe indemnizar a los perjudicados, y ese coste debe asumirlo cada propietario con arreglo a su cuota.

Para cubrir este riesgo las comunidades de propietarios pueden contratar un seguro de responsabilidad, lo cual es muy recomendable dado lo elevado de las cuantías de las indemnizaciones, sobre todo cuando los daños han sido lesiones a las personas.

De la misma manera, la comunidad es responsable de los incumplimientos de todos los contratos que suscriba, como parte contractual que es, ya que, aunque no tiene personalidad jurídica, asume esas obligaciones a través de su Presidente, que es quien firma como representante legal.

bolsa_euros

 

2. RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA

Las comunidades de propietarios también tienen que hacer frente a sus obligaciones tributarias, y en su caso, al pago de las sanciones que se le hayan impuesto por incumplimiento de obligaciones administrativas, como puede ser hacer una obra sin licencia.

3. RESPONSABILIDAD PENAL

Sólo las personas físicas tienen responsabilidad penal, por lo que cuando la acción (o la falta de ella cuando era obligatoria) es constitutiva de delito, serán responsables las personas que han incurrido en culpa o negligencia. En este punto tiene mucho riesgo el Presidente, ya que es él quien representa legalmente a la comunidad en la firma de todos los contratos, actas, certificaciones de obra, etc. Personas sin conocimientos técnicos ni jurídicos se ven dirigiendo una comunidad con múltiples obligaciones legales, con responsabilidades de las que muchas veces no son conscientes y obligados a tomar decisiones, casi siempre, sin estar preparados, a ciegas y sin medir las consecuencias.

balanza_justicia

Formar parte de una comunidad de propietarios conlleva enormes riesgos, por lo que es muy aconsejable elegir un buen administrador de fincas y un seguro que cubra todas las necesidades de la comunidad.

Siniestros en el hogar: hurto o robo

Cuando elegimos un seguro del hogar tendemos a fijarnos más en lo que nos cuesta su mantenimiento que en los siniestros que cubre. Es importante detenernos a analizar este punto, porque ¿de qué nos va a servir tener un seguro si cuando llegado el momento en que lo necesitamos no nos responde?

Uno de los conflictos más habituales entre asegurados y aseguradores es el robo. Cuando entran en nuestra vivienda y se llevan nuestras cosas no sólo nos sentimos vulnerables, sino que comienza una serie de trámites (denuncia, aviso al seguro…), y si no tenemos claras algunas cuestiones ese proceso puede resultar muy molesto y terminar sin que se reconozca nuestro derecho (que creíamos tener asegurado).

En primer lugar, hay que distinguir dos conceptos fundamentales, que parecen sinónimos, pero que tienen importantes diferencias: hurto y robo.

El Código Penal los define así:

  • Hurto: “tomar las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño”.
  • Robo: “apoderarse de cosas muebles ajenas con violencia en las cosas o con violencia e intimidación en las personas“.

Es decir, que la diferencia principal entre uno y otro es que la sustracción se produzca con violencia o intimidación.

Una vez que tenemos clara esa diferencia, debemos mirar que nuestra póliza cubra el robo, ya que hay algunos seguros que lo excluyen. Si no está incluida esa cobertura, probablemente ese seguro no nos va a interesar, ya que ese es uno de los riesgos más frecuentes a los que están expuestas las viviendas, sobre todo, en temporada de vacaciones.

Por último, debemos ser cuidadosos a la hora de cerrar la casa cuando nos vamos. Por ejemplo, asegurarnos de que todas las ventanas y puertas están cerradas, ya que existe una norma en la Ley de Contrato de Seguro por la que el asegurador no tiene que indemnizar cuando ha habido negligencia grave del asegurado (art. 52.1 de la Ley)

En cualquier caso, es muy importante leer bien las condiciones, tanto particulares como generales, de la póliza que vamos a contratar, para que luego, cuando lo necesitemos, no haya sorpresas.

Cómo mantener fresca tu casa

El calor nos está dando un respiro, pero pronto llegará para quedarse con nosotros toda la temporada…¿estamos preparados?. Lo más efectivo es instalar aparatos de aire acondicionado o ventiladores de techo, sobre todo, si vivimos en una zona especialmente calurosa. Sin embargo, el aire acondicionado supone un gran consumo de energía que, inmediatamente, impactará en nuestra economía doméstica. Sea como sea, tengamos instalación de aire o no, hay ciertas costumbres que, si las ponemos en práctica, nos supondrán un considerable ahorro energético y económico.

LA IMPORTANCIA DE LA ORIENTACIÓN

En primer lugar, tenemos que ver qué estancias de nuestra casa son más frescas y cuáles son las más calurosas. Siempre se calentarán mucho más las casas con orientación este-oeste, ya que en todo momento van a recibir el impacto directo del sol:

  • las habitaciones orientadas al este, desde que amanece hasta mediodía,
  • y las orientadas al oeste (o a poniente), durante toda la tarde, desde mediodía hasta la puesta de sol.

Sabiendo esto, los toldos en las ventanas son muy eficientes, pero hay que saber utilizarlos y bajarlos sólo cuando esté dando el sol en esa habitación, ya que si los tenemos extendidos durante todo el día, impedirán la entrada de la brisa fresca, que es un elemento esencial para que se formen corrientes que enfríen la casa.

AISLAR DE LA RADIACIÓN SOLAR Y DE LA ALTA TEMPERATURA EXTERIOR

Cuando tenemos mucho calor en casa, tendemos a subir las persianas a tope y abrir las ventanas de par en par. Esto es una equivocación, ya que lo que estamos haciendo es permitir que entre toda la radiación solar, y el calor del exterior.

  • Aunque no le dé directamente el sol a la estancia, un exceso de luz solar contribuye a calentar la habitación.
  • Si en el exterior hay una temperatura muy alta, si abrimos mucho las ventanas esa temperatura entrará a nuestra casa.

En las horas de más sol y de más calor, hay que buscar el efecto “cueva”, procurando bajar un poco las persianas para mantener la casa en penumbra. Y si el calor exterior es mucho más alto que el de nuestra casa, incluso hay que llegar a cerrar las ventanas del todo para conseguir un aislamiento total. ¿Por qué las cuevas son tan frescas? Como no tienen ventanas, no sufren la radiación solar ni están en contacto con la temperatura exterior.

INTENTAR MANTENER CORRIENTES DE AIRE

Es importante mantener todas las puertas de las estancias de la casa abiertas para que el aire corra y se renueve.

  • Si la brisa es fresca, las ventanas deben estar abiertas para que se formen esas corrientes de aire fresco que enfriarán la casa.
  • Si el viento que hay es caliente, habrá que cerrar las ventanas por las que pueda entrar, para que ese aire no caliente la casa.

EL ÚLTIMO PISO ES EL MAS CALUROSO

Hay dos motivos por los que es así:

  1. El tejado está recibiendo el impacto del sol, se calienta mucho, y ese calor afecta al piso que está en contacto con él.
  2. El aire caliente sube y el frío, al pesar más, baja, por lo que en un dúplex, siempre va a ser más calurosa la planta alta.

Los techos fríos, de colores muy claros, reflectan la radiación solar en lugar de absorberla, con lo que impiden el calentamiento excesivo del tejado.

Un buen aislamiento térmico en nuestro tejado y fachada también va a ayudar a combatir las altas temperaturas.

Si tenemos terraza, es muy buena idea poner algún tipo de sombraje, como una pérgola y plantas, ya que dichos elementos van a proteger de la radiación solar.

Si nuestra casa tiene orientación este-oeste y además es un último piso, lo mejor es invertir en una instalación de aire acondicionado, o en los novedosos techos y paredes radiantes, que son más agradables y eficientes. Harán más soportable la habitabilidad de nuestro hogar en los meses más calurosos y le darán más valor a la vivienda.

Página 3 de 41234