Es el momento de prepararnos para fuertes lluvias

Tras el calor llega la gota fría, y con estas temperaturas cada vez más cálidas, el riesgo de intensos fenómenos meteorológicos adversos se incrementa. El año pasado sufrimos en nuestra costa una de las peores inundaciones que recordamos y las viviendas quedaron seriamente afectadas.

Para estar más tranquilos, en primer lugar, es importante revisar el seguro del hogar que tenemos contratado y leer sus coberturas. Si tenemos un seguro, merece la pena comprobar si cubre las circunstancias que constituyen riesgos reales para nuestro hogar y que no sea un mero trámite que acompaña la hipoteca. Ya que lo estamos pagando, asegurémonos de que va a responder ante nuestras necesidades. Para hacer frente a daños importantes, sin duda lo mejor es tener un seguro que se haga cargo de la reparación.

Por otra parte, para prevenir daños por tormentas o disminuir su gravedad, deberíamos preparar la vivienda. Es conveniente instalar una bomba de achique en el sótano y revisar las arquetas de desagüe, porque tal vez haya que limpiarlas o colocar alguna de más capacidad. También es importante saber cómo debemos actuar en caso de tormenta eléctrica.

Ahora mismo, el tiempo está cambiando y es imprevisible, estamos viendo desastres naturales en todo el mundo, huracanes, tormentas, terromotos, incendios…Hay que estar preparado para cualquier emergencia y, sobre todo, muy bien informado.